lunes, 23 de agosto de 2010

Matilda del Valle

Hoy me di cuenta de dos cosas (poco relevantes), la primera es que tengo un nombre muy versatil. Yo dije cientos de veces que me llamo accidente geográfico, porque no, no me llamo María del resto del nombre, Valle es mi nombre. Pero note que genial es auto llamarme de cualquier forma + valle, porque es una de las palabras mas usadas del mundo (?).
Bueno ya, voy a disminuir el nivel de idiotez, y también voy a ver si puedo resumir un poco. La segunda cosa qe noté hoy es particularmente divertida. En una entrevista de trabajo me preguntaron con que personaje de ficción me identificaba y me di cuenta que, aunque ni siquiera vi la película entera, me siento re Matilda. No se como explicarlo, pero tiene algo que me hace acordar a mi. No se, sera que es un sapo de otro pozo, sera que quiere ser diferente, será que sabe mucho mas de lo que aparenta, sera que no necesita que todos la entiendan. Algo me hizo sentir Matilda por un instante, y tenia poderes para hacer volar zanahorias y hacerle pagar sus maldades a Tronchatoro (?. En fin, prometí intentar no extenderme, solo creo que es lindo tener una Matilda interior. (Un día de estos, si puedo sentarme a ver una película entera, voy a mirarla :D)
Acabo de descubrir una tercera verdad. No puedo dejar de escribir sobre mi, haciendo catarsis, o simplemente descargando mi verborrea cibernética en un blog poco concurrido. Voy a intentar escribir sobre algo mas que yo para la próxima.


Al infinito y mas allá.

2 imaginantes:

Maru dijo...

Matilda!
Sé que cuando sea grande seré como ella. O al revés, cuando sea chica.

savagge dijo...

Era mi pel{icula preferida de pequeña.

Hacés catarsis en el blog, porque no hacés terapia! O si? Te encantaría hacerlo, dale de comer a mis colegas jaja

Publicar un comentario